Bodega Biniagual

Biniagual es un lugar muy interesante, con un terreno generoso, con una historia única y más que interesante, a 4 km de Binissalem, el actual llogaret de Biniagual (del árabe ´beni ahual´, que significa hijo del bizco) fue comprado en su totalidad por el empresario alemán Klaus Graf, conocido como el hombre que se compró un pueblo en Mallorca, aunque sea un pueblo de 15 húsnæði, ahora es su pueblo.

Es la historia que se repite sin cesar de potentados alemanes que adquieren grandes propiedades a base de talonario. Aunque el Sr. Graf está vinculado a una infinidad de negocios isleños, ya que lleva más de 40 años afincado en Mallorca. Es de reconocer mérito de comprar una finca como esta y poco a poco ir restaurando casa a casa, hasta lo que es hoy en día.

Podría decirse que la Bodega Biniagual da la impresión de una gran fábrica industrial, con sus naves reconvertidas de criaderos a bodega, de interior recubierto de paneles y baldosas blancas, que le dan un aire aséptico, higiénico, industrial; si no fuese por los depósitos, tunnur, no diria que estamos en una bodega.

Los caldos me parecieron muy correctos, con gran potencial, ya que la zona es ideal para la viña, buen terrenos, buen clima, buena pluviometría. Pero como la cabra siempre tira al monte no puede dejar de ser imparcial, y me gustan los vinos con carácter, diferentes y autóctonos, y menos enfocados al mercado. Sea como sea, hoy en día, con el grado tecnológico, recursos y conocimientos aplicados a la vinificación es más complicado crear un mal vino que uno bueno, y bodega Biniagual tiene un gran componente tecnológico.

Elskhugi góðum drykkjum, Quick veik nýru og lifur. Apprentice Alchemist vín og andar, hedonistic meðan ascetic

Notkun cookies

Þessi síða notar fótspor fyrir þig að hafa bestu reynslu notenda. Ef þú heldur áfram að vafra þið consenting viðurkenningu fyrrgreindra smákökur og samþykki okkar Cookies stefnu, Smelltu á tengilinn til að fá meiri upplýsingar.tappi smákökur